¿Por qué el solitario se llama así?

 

Suponemos que muchxs de vosotrxs ya sabéis de lo que estamos hablando cuando nos referimos a un solitario pero, quizás, no conocéis el significado de esta expresión que se ha quedado por siempre en nuestras vidas para definir el anillo de compromiso más aclamado entre las parejas de enamoradxs.


Para una pregunta obvia, respuesta clara: el solitario se llama así porque tiene una única piedra preciosa central. Ni dos, ni quince como la media alianza; una. Por lo general se trata de un diamante ya que esta es la piedra que representa la pureza y fortaleza cosa que le viene muy bien al tema de las relaciones de pareja. De todas formas, también existen solitarios compuestos por otras piedras como puede ser un zafiro, un rubí u otras piedras preciosas.


Cuando hablamos de solitario nos viene a la cabeza la mítica escena de Audrey Hepburn mirando el escaparate de Tiffany en "Desayuno con diamantes". El deseo de una chica elegante, estilosa e influyente por los diamantes. Y es que fue la gran marca Tiffany quien implantó la montura perfecta para resaltar esta piedra preciosa en el ya conocido solitario.

 

 

También hay que resaltar el increíble trabajo de marketing que realizó una agencia de marketing para De Beers encontrando uno de los eslogans más famosos de la historia de la publicidad: “A diamond is forever” ("un diamante es para siempre"). Este movimiento puso en auge la venta de anillos de compromiso con diamantes.


Pero, ¿queréis saber cuál fue el primer anillo de diamantes que existió?

Se cuenta que hubo un rey enamorado que quiso sorprender a su prometida con un anillo único. Se trata de Maximiliano I de Austria, rey de Romanos, quien decide casarse con María de Borgoña. Él quería ofrecerle algo especial, algo fuera de lo que se estilaba entonces, algo mejor. Fue en ese preciso momento cuando se entregó el primer anillo de compromiso de diamantes. Si la historia no nos engaña, este fue el verdadero inicio de las joyas con diamantes. Algo que ha perdurado desde entonces hasta ahora y que lo seguirá haciendo.

 

En Breda, hemos diseñado un solitario al que hemos decidido llamarle Audrey. Una de nuestras piezas preferidas que compone una de las tres colecciones de Anillos de Compromiso de las que ofrecemos. Lo encontrarás en 3 tamaños distintos y, siempre, fabricados en platino.

 

Hemos creado también una pieza única, un precioso solitario fuera de lo común, la colección Grace. Os invitamos a que le echéis un ojo y os atreváis con este singular y bonito anillo de platino. Lo encontrarás también en 3 tamaños distintos.