¿Por qué dejamos probar en vuestra casa nuestro producto más valioso?

 

Como ya habréis leído en algún rincón de esta página web recién estrenada, Breda es la primera plataforma digital de venta de alianzas de boda que permite un sistema de Prueba en Casa gratuito. Y la pregunta es ¿por qué? ¿Hay gente tan loca como para dejar en casa de desconocidos su bien más preciado? No es extraño que os lo preguntéis; lo raro sería no hacerlo. Para entenderlo, debéis saber de dónde surge la idea y cómo se lleva a cabo. Vamos a ello.

 

Todos entendemos cómo funciona un negocio: vendo un producto y la gente lo compra. Pero si yo hago esto durante 40 años, y lo sigo haciendo y comunicando de la misma forma que lo hice el día 1, mientras la sociedad y las tecnologías avanzan a un ritmo vertiginoso, ¿seguiré llegando a mi público objetivo y venderé igual, o irán muriendo mis consumidores a la vez que lo hace mi gran imperio?

 

Se podría haber creado una plataforma digital de venta de alianzas de boda y seguramente, con un buen posicionamiento y una eficiente estrategia de comunicación, se conseguiría vender el producto. Pero ya está. Tampoco conseguiríamos destacar entre la competencia. No estaríamos aportando un diferencial beneficioso para nuestros consumidores. Y esto es con lo que Breda no se conformaba. Ahí estaba el reto. Es entonces cuando surgió la idea de ofrecer el sistema Prueba en Casa. ¿Y por qué esto y no otra cosa? Porque de lo que se trataba era de que ese punto diferencial que se buscaba, fuese justamente lo que la sociedad actual necesita. Tiempo. Esa es la clave. Aquello que cualquiera pagaría por conseguir.

 

 

Acotando al tema que nos incide directamente, vamos a hacer hincapié en la de quehaceres que se acumulan cuando uno va a casarse: encontrar el momento para buscar vestido, zapatos, lugar, alianzas, peinado, flores… Y todo esto, implicando a las personas más importantes de tu vida. Porque si son decisiones importantes, ¿cómo no van a formar parte de ello? Para amenizar todo este plan-calendario-maquiavélico-perfecto, se ha creado Breda. Para que no tengáis que moveros de casa en la elección de las alianzas de boda y que aquellos imprescindibles puedan formar parte de la decisión. Y de paso, os ahorráis también la presión de tener que tomar una decisión bajo la mirada de gatito de Shrek de una dependienta a comisión. Porque sabemos que las decisiones importantes se toman en la intimidad.

 

 

Una vez explicado esto, la siguiente pregunta suele ser: ¿per…pe…pro…p…pero las alianzas que dejáis a la gente son de oro? A ver, un poco de riesgo está bien, pero esto ya implicaba una responsabilidad demasiado grande para todxs. Es por ello que las alianzas que Breda envía en el sistema de Prueba en Casa son réplicas exactas a las piezas finales solicitadas, pero fabricadas en este caso, con otros metales nobles. De esta forma, se reduce el valor de las piezas de una forma considerable, y todos dormimos más tranquilos.

 

¿Os animáis a probar?

Dejar un comentario