El amuleto de Breda

 

 

¿Sabéis cuál es uno de los detalles ocultos que más nos gusta de las alianzas Breda? El diamante. Sí, la piedra preciosa en el interior. Sutil, íntima y muy especial.

 

Cuando creamos ambas colecciones, Circum y Planum, queríamos que fueran modelos sencillos pero únicos a la vez. Hemos cuidado cada detalle del anillo, empezando por darle una forma almendrada en el interior que ofrece una gran comodidad y confort a quienes la llevan.

 

 

 

 

También en el caso de la colección Planum, terminando la pieza con un acabado facetado en el exterior de la alianza, consiguiendo así una línea distinta a lo que es más habitual.

 

 

 

 

Pero todavía queríamos más. Un diamante en el interior. Una piedra preciosa que transmita todo aquello que deseamos para las parejas Breda: buena suerte para esta nueva aventura. Es entonces cuando el diamante se convierte en nuestro pequeño amuleto, que repartimos cada vez que alguien se viste con una alianza Breda.


Además, el diamante de cada una de nuestras alianzas cumple con el certificado Kimberley, lo que garantiza que no procede de zonas de conflicto.


No existe alianza Breda sin diamante; no existe alianza Breda sin buena suerte.

 

Dejar un comentario